La música para mí...


He tratado de conjeturar acerca de cuáles son las cosas que me sacan de la edad que tengo, con el fin de transportarme a un lugar de histéria juvenil, de locura servida en vasos gigantes y sin hielo de atenuante. Me he detenido a pensar sobre qué es lo para mí detiene los años, transformandolos sólo en pequeñas pozas que he saltado en algún día de lluvia.

Una de las cosas que para mí detiene el tiempo y me retrocede es la música. Creo firmemente que las grandes cosas que he aprendido no han tenido lugar en la sala de clases o en un aula de universidad, sino que han sido mediante ésta. Es por la música cómo he encontrado pensamientos tan o más transgresores que los míos, he vivido vidas y situaciones que nunca me han pertenecido, he conocido amigos tan valiosos, quienes me han dejado compartir momentos del escenario en el cual les tocó actuar.

Por la música me he transfigurado y transportado, cruzado el puente que une mi yo físico con el que habita en otra dimensión. Con el que tiene la cabeza en el suelo y los pies en las nubes...es ella la que me vuelve una quinceañera revolucionaria y aguerrida, la cual está consciente de lo que quiere y lo grita a través de voces ajenas, de fantasías que a otros enajenan.

Por este efecto rejuvenecedor que se da en sociedades hedonistas y poco respetadoras de la experiencia que se gana con los años, en donde ya eres viejo a los 30 y los avisos de la tv te hacen pensar que cuando el cuerpo se aja, también lo hace tu alma y tu intelecto...es en este contexto en donde la música- al menos para mí- se me hace imprescindible, ya que por ella vuelvo a vestir uniforme y fumar escondida de mis viejos, vuelvo a conectarme con los ideales que alguna vez tuve, pero que ya he olvidado y, lo más importante, me hace sentir libre, al concederme el espacio, para volver a mis mejores años.

Gisselle.

Comentarios

verónicabas ha dicho que…
HALELUYAA!!!!

Entradas populares de este blog

Fotos guardadas.

NIN, BRMC, ARGENTINA Y EL DINERO...