Entradas

Sísifo fue un Idol.
Era una calurosa tarde de sábado en el parque. Muchos allí se congregaban para realizar las típicas actividades: padres felices viendo a sus hijos andar en patines, familias compartiendo gratas charlas y un exquisito picnic, entre otras. Todo era normal en el San Borja, todo salvo que en medio del lugar llevaba a cabo un velorio; uno sin ataúd sobre el que llorar, en el que las velas y flores solo eran el símbolo de una muerte que, creíamos, solo habría ocurrido en un simulacro. En un pedazo de territorio imaginario que no podíamos reconocer.
Es raro cómo la cuidad va amoldándose al dolor de un duelo. Cómo ciertos lugares pueden transformarse en el templo perfecto para despedir a un ser al que se le estima desde lejos. Justo ese lugar de esparcimiento, risas estridentes y prácticas de coreos de grupos Kpop, se transformó en el camposanto de la imagen de Kim Jonghyun y, con eso, en testigo de llantos desconsolados –e incomprendidos- de las fans de SHINee que, de un …

Ukiyo-e

“El concepto de ukiyo-e se deriva de la idea budista del carácter ilusorio y fugaz de la existencia terrena”.
Hiroshige,  Cien vistas de Edo.

Ley vital

"Esta librería lleva aquí toda la vida, es una institución"

¿Eres mi madre?, Alison Bechdel

Libre

Cerró lo ojos, sonrío  y, respirando profundo, se precipitó a la fe.

Tardes que se desarman en letras...

Pandémica y celeste

Imagínate ahora que tú y yo
muy tarde ya en la noche
hablemos de hombre a hombre, finalmente.
Imagínatelo,
en una de esas noches memorables
de rara comunión, con la botella
medio vacía, los ceniceros sucios,
y después de agotado el tema de la vida.
Que te voy a enseñar un corazón,
un corazón infiel,
Desnudo de cintura para abajo,
Hipócrita lector - mon semblable - mon frère!

Porque no es la impaciencia del buscador de orgasmo
quien me tira del cuerpo hacia otros cuerpos
a ser posible jóvenes:
Yo persigo también el dulce amor,
el tierno amor para dormir al lado
y que alegre mi cama al despertarse,
cercano como un pájaro.
¡Si yo no puedo desnudarme nunca,
si jamás he podido entrar en unos brazos
sin sentir -aunque sea nada más que un momento-
igual deslumbramiento que a los veinte años!.

Para saber de amor, para aprenderle,
haber estado solo es necesario.
Y es necesario en cuatrocientas noches
- con cuatrocientos cuerpos diferentes -
haber hecho el amor. Que sus misterios,
como dijo el poeta, so…

Fiesta de disfraces

Imagen
Acordaron verse en ese lugar,
nido estridente en el que se mecía el copete en los vasos.
El Che y sus delirios color olivo,
estrella roja en la frente
estampa de Fidel en el bolsillo del poto;
efervescencia casi de Yasta!
Hitler de barbería colombiana
SS de café con piernas,
dictador de uniformes falsos.
Rubia decolorá y verdosa,
rojos labios,
penetrados por la punta de un mechón de su peluca
Cicciolina de jet set timoTEÍSTA.
Se aburrieron del carrete en casa,
adornaron el bandejón central
ese de la Alameda.






Editor

Y así, de a poco, se fueron llevando sus libros.