viernes, 26 de diciembre de 2008

Untitled.

Quisiera atrapar los sueños que de mi mano derecha despegan sin decirme adiós, sin mirar atrás para ver la cara, aunque sea por última vez, de la persona que los cobijó durante todo este tiempo. Justo cuando empezaba a acostumbrarme a conservarlos, pues la remota idea de cumplirlos se me hacía imposible, se han lanzado a volar, dejándome solo con el eco de lo que nunca fue, ni podría nunca haber sido.

Pensé que las huellas que vi en la nieve sólo podrían ser resultado de la pisada de un gigante; mas me percaté de que no necesariamente debes tener un cuerpo para dejar borrones en el blanco suelo, en el tierra que proteje dorados cerezos, en cuyas ramas te sientas a rememorar las quimeras que adornan la pared de tu cabeza, es increíble que sean tantos como cerezas hay en los dorados árboles...¿cuál elijo para salvar, cuál merece ser rescatado?...ya sé, el que tenga las alas más pequeñas o se haya cortado los ligamentos mientras intentaba escapar de su antiguo dueño.

Gisse.

martes, 16 de diciembre de 2008

Son esas letras mías??


Algunas veces no me reconozco en mis escritos, pienso que hay ocasiones en las que de mi mismo escapo para relatar cosas que no suceden necesariamente en el plano real; en MI plano real. Si yo no soy el protagonista, me pregunto quién lo es, quién es él que toma las letras, las junta y arrastra por esta cuesta arriba, no importando cuánto pesen ni cuánto duelan.

Esto si es que es una intriga, sobre todo para un escritor que cree estar al tanto de lo que ocurre en su vida, más que al tanto, diría que en control de lo que le pasa. No sé si el que escribe soy yo más viejo o yo más niño, en ambas etapas se sufre de inocencia exacerbada, con la que naces y la otra con la que te comienzas a enfrentar a la muerte ¿será que volvemos a ser niños para no percatarnos de lo que viene? puede ser cierto, pero qué saco con armar conjeturas que más tarde no reconoceré como propias, que volarán haciendo que un eco desconocido acaricie mis oídos; mas hiera mi estima.

Necesito un trago, ni siquiera estoy seguro de quién lo necesita, pero la cosa es que quiero beber. No creo que sea el yo niño- en el mundo en el que me gustaría vivir, éstos no debieran beber ni fumar a temprana edad- quizás sea el viejo, pero creo que abandonó vicio por el cáncer que se comenzó a comer sus pulmones.

Creo que el bar de la esquina de mi casa está abierto, sin embargo ya no quiero tomar alcohol, pienso que ya estoy lo suficientemente mareado como para darle más vueltas a la tuerca interna que activa el carrusel de mi cabeza.

Esto de no conocer al que toma las decisiones por mí me tenía loco, sentía que el original era totalmente distinto y, por eso, nadie lo quería ver. Pensé en darle al viejo yo un arma, pero no la aceptó, para mi sorpresa el yo niño me la arrebató de las manos, después de todo, no vivo en el mundo que me gustaría vivir y los niños fuman mientras cargan balas en sus armas.

Gisse.

sábado, 22 de noviembre de 2008

EATER DREAM!!!

Un cazador de sueños anda tras mis pasos, me pregunto si es porque mis sueños lo harán millonarios o yo soy el sueño mismo. Hace días que me persigue, ha levantado pistas por todos los lugares en los que he andado ultimamente, creo que hasta en la casa de mis mejores amigos ha dejado una nota en la que establece una recompensa para el que me entregue.

Por lo anterior ya no visito muchos a mis amigos. De hecho, sólo los llamo desde cabinas públicas y no les he dado la dirección de mi nueva casa. Me he sentido solo los últimos días, quiero decir, aislado de la gente que quiero; mas acosado por algo que siempre me encuentra.

Alomejor soy un soñador con inmsonio o mis sueños son el único espacio en el que mi realidad se desarrolla. Si esto es así, entonces ya no distingo el margen entre este mundo y el paralelo que de él se desprende, esa realidad soñada en la que todo sucede sobre mi cabeza y no dentro de ella. Ya no sé si seguir escapando, mis amigos me extrañan y no quiero que mi familia pase la navidad sola...he aprendido lo que es la soledad, luego de estar acompañado mucho tiempo.

Hablé con mi esposa el otro día, me dijo que había colgado un atrapa sueños en la cabecera de nuestra cama. Me dio miedo el no saber si atraparía a este cazador o a mí, no sé qué cabeza valdría más. De la misma manera, me da temor sólo pensar que mis sueños valgan más que mi persona, ya que si esto fuera cierto mi vida hasta el día de hoy no tendría sentido ni valor alguno

Ah!, espero que todo esta persecusión cese pronto. Necesito volver a casa, quiero ver a la gente que amo. Mejor me iré a dormir, mañana será otro día.

Desperté cautivo, el cazador me encontró mientras dormía. Me dio pánico no saber qué iba a ser de mí, le pregunté porqué me había capturado y me dijo: "el sueño eres tú".

Gisse.

martes, 28 de octubre de 2008

The Effects of 333- Día de los muertos y BRMC.


Bueno, ya en el blog de Rebels está la info detallada y tal cual como la hizo saber la BRMC. La cosa es que nos sorprendieron a todos con el lanzamiento de su quinto disco, el cual, según ellos, será tan abstracto como el diseño de su "portada". Pongo esta palabra entre comillas, ya que no habrá de este nuevo trabajo un soporte físico, sino que será "digital" en el sentido de que sólo será descargable y, por lo que se sabe hasta ahora, no estará en tiendas.

Creo que este nuevo disco será un poco raro para los que estamos acostumbrados a escucharlos, pero tampoco creo que marque una nueva dirección del sonido de la banda. Como ya lo he dicho anteriormente, creo que los discos representan escenarios en la vida de los músicos y éste, al menos, creo que se atiene a lo que actualmente vive BRMC.

El disco estará disponible desde la noche del 1 de noviembre en su sitio web.

De todo corazón espero que les vaya bien y que este trabajo marque una nueva etapa para ellos.

Más info en:

www.blackrebelmotorcycleclub.com
Blog de Rebels en Español.


martes, 14 de octubre de 2008

El COLOR DEL PARAÍSO


Algunas veces me he preguntado por qué a los ciegos se les clasifica dentro de la categoría de "discapacitados". Para mí el ser discapacitado representa la pérdida de una facultad para hacer algo, lo cual no necesariamente se compensa con la adquisición de otra capacidad. Por lo anterior digo que los no videntes no caben dentro de esa etiqueta, mejor sería llamarlos "personas con capacidades especiales".

Dentro de las sociedades se presenta un recelo frente a la gente que es diferente (no importando a qué campo apliquemos el adjetivo), sobre todo cuando se habla de personas "ciegas". Es más, podría estipular que existe una cierta desconfianza, incluso, pena por la gente que "no ve con los ojos", siendo que somos nosotros los que debemos ser compadecidos por no saber mirar nada más que la superficie, creyendo que así lo vemos todo.

A veces siento más preocupación por los que "ven por los ojos", pues son éstos los más arrogantes, ambiciosos y "cegados" por la forma material de la vida. Creo que somos malos porque vemos a lo que podemos aspirar aplastando algunos cráneos, olvidando sentir la consecuencias de tales apreciaciones.

Cuántas veces, como humanos ambiciosos que somos, hemos querido descifrar el código de la vida, la naturaleza y de la religión, sin percatarnos de que nunca podremos ser capaces de hacerlo. No tanto porque no tengamos lo que se necesita para eso, sino porque no sabemos cómo usarlo, tenemos los ojos externos abiertos y los internos cerrados, cosa que hace que deja coja la mesa no?

No podremos descifrar nunca esos códigos porque de tanto "ver hacia afuera" nos volvemos invisibles a nosotros mismos, es decir "hacia adentro", lugar en el que reside la tan ansiada verdad, que con tanta premura intentamos conocer.

De qué sirven los ojos cuando tienes manos y éstas, por lo que todos sabemos, no tienen ojos. De hecho, el que "ve con los ojos" es el que más miedo tiene. Este miedo radica en ver de lo que es capaz y de lo que los otros "videntes" son capaces con el fin de "ver" más.

Somos visibles entre nosotros, pero invisibles a nosotros mismos, es esta misma capacidad de ver la que nos limita, la que nos empequeñece y envilece. Al final, me pregunto quiénes son realmente ciegos, quiénes son los que necesitan infraestructura para ver lo es, por esencia, invisible a los "ojos".

+++++
Esta reflexión surge de mi enfrentamiento a la película del realizador iraní, Majid Majidi, "El Color del Paraíso". Si no la han visto, se las recomiendo, te da una perspectiva totalmente diferente de lo que es ser ciego.



miércoles, 1 de octubre de 2008

FLOR DE INVIERNO.


Lo miró mientras le preguntaba por qué debía partir. Los verdes tréboles sobresalían en la seda, concediéndole suerte al negro de su kimono, vida a su cabello sin brillo. Arreglaba su katana, mientras su armadura se enfriaba con la nieve que engalanaba la montaña y las cercanas pagodas, congelando los lotos que alguna vez habían flotado vivos en la superficie del estanque.

La sangre se volvía insensible en sus dedos, al igual que sucedía con el pesado sable que él empuñaba en busca de honor. La hoja de acero había recibido ya tantas transfusiones que si de vidas se nutriera, ya sería más inmortal que el mismo Dios.

La miró y le dijo que no preocupara, que volvería pronto a casa. Cuando la primavera hiciera florecer los Sakura y un ave le regalara un pluma, la que, al igual que la vida transmitida por los tréboles en su kimono, sería verde. Creía que los pájaros eran nobles y sabrían premiarlo con sólo un pluma para ella.

Los zapatos los encontraría en la aldea más próxima, nunca se imaginó que un par de zapatos pudieran anunciar tan felices noticias. Él sería los zapatos, ella los cordones y el otro los pasos que conducirían a una vida más plena, a un lugar en donde el único honor que importa es el que tengas para con tu familia.

Sacó el peine de jade de su negra cabellera, el pelo cayó sobre su cintura tan liviano como la seda más fina, avisandole al viento que lo meciera para que su mano no tuviera que hacerlo en la despedida. Él tomó su caballo y partió hacía donde el honor brillaba en el horizonte, donde los tréboles se perdían entre la nieve, para renacer en el kimono que se mecía en el viento invernal y que florecería en primavera, al igual que los sakura, al igual que cuando emprendiera el camino de vuelta.

Gisse.

jueves, 25 de septiembre de 2008

LAS BUENAS NOTICIAS TAMBIÉN VUELAN.

Bueno, ya me encuentro a menos de dos semanas de los conciertos que por largo tiempo he esperado. Creo que el "Kuchiyose no Jutsu" fue benevolente conmigo e hizo que dos bandas a las que amo mucho vinieran a mi país sólo con una noche de diferencia.

Sí señores, el 3 de octubre estaré entrando al Caupolicán a ver a Brmc y el 4 a Arena Santiago a NIN. Tamañas bandas en un lugar tan recóndito como mi país.

He recibido más buenas noticias, la banda nacional Electro- Rock- Industrial Vigilante, telonearán a NIN en Chile. Ya están confirmados como acto soporte y será una buena oportunidad para que la gente que aún no los ha escuchado lo haga...no por nada han ido a tocar el en WGT en Leipzig (Wave Gotik Treffen) y se perfilan como una de las agrupaciones nacionales con mayor poyección en su género. (SUERTE PATO!!!!)

Como Brmc y NIN son un poco más conocidos, hoy dejaré el link al myspace de Vigilante:

http://www.myspace.com/vigilanteband

"Life is a battelfield" Hell, Yeah...

viernes, 5 de septiembre de 2008

NIN, BRMC, ARGENTINA Y EL DINERO...

Cuando tenía menos de 20 años nunca ví lo importante del dinero, era muy poco protestante para mis cosas y siempre me crié bajo el dogma católico, el cual me decía lo malo que era exceso de "poder adquisitivo" en las personas. Menos mal que mi dosis de cafeína natural funciona bien y me percaté de lo contrario: EL HOMBRE PROPONE Y EL DINERO DISPONE.

En esta ocasión no puedo más que afirmarme eso una y otra vez. Dos de mis bandas de la vida tocarán en el Pepsi Music en Buenos Aires y, como mujer propongo, pero de dinero no dispongo, cosa que se interpreta como el famoso: Yo quiero, pero no puedo.

No todos los días se puede asistir a un show de Nine Inch Nails con Brmc, sólo en festivales que en nuestro país no se hacen, eso está claro.He tenido la oportunidad de ver a estas dos bandas por separado (el dinero ha dispuesto) y puedo decir que con eso la vida se ha redimido conmigo.

Espero que esta vez sí podamos unirnos para traer a BRMC a Chile, lo cual me parece un poco real y a la vez utópico, ya que cuando la banda tiene la disponibilidad y los fans también, se supone que tiene que haber una productora competente interesada, lo cual no se ve mucho en nuestro país.

Como dijo Galeano (el escritor) las utopías sirven para que sigamos caminando. VAMOS QUE SE PUEDE!!! Si "El Señor de la Querencia" se va a exportar a Europa, por qué no podremos tener a BRMC en Chile???

domingo, 31 de agosto de 2008

NO DATA.

Amo caminar por la calle con los audífonos puestos.
Amo hacer calzar las canciones con lo que voy mirando en la calle.
Amo levantarme y ver que todo está como yo lo dejé.
Amo sentir el ronroneo y la respiración de mis gatos.
Amo el sonido del lápiz mina en el papel.
Amo el olor a la bencina.
Amo salir a la terraza a fumarme un cigarro mientras pienso en qué película veré.
Amo irme sentada en la micro mirando el paisaje.
Amo sentir el crujido de los libros cuando los abres.
Amo el olor de los libros nuevos.
Amo la historia tras los libros usados.
Amo escribir del alma.
Amo leer todos los días un pasaje de algún libro.
Amo la sensación de abrir un disco sellado.
Amo la estridencia del ruido.
Amo la grandilocuencia del silencio.
Amo reír hasta que sienta un leve ahogo.
Amo la familia y los amigos que tengo.
Amo sentirme cansada luego de hacer mucho.
Amo emocionarme con las cosas simples.
Amo el olor a tierra mojada y de las flores.
Amo el rosa en todas sus variantes.
Amo hacer una foto y pensar que me quedó buena.
Amo sentirme enamorada de la música.
Amo la cámaras fotográficas antiguas.
Amo las tormentas eléctricas y los ventarrones.
Amo el invierno.
Amo...Amo...Amo.

Creo que yo también soy una enamorada de las cosas simples de la vida, qué desperdicio venir a darme cuenta sólo al momento de escribir este posteo. Pienso que la gente que nunca espera más de la vida y de las cosas es realmente feliz, gran defecto humano es esperar demasiado de las cosas que tienen la simpleza de ingrediente primordial.

Algunos podrán tildarme de conformista, pero los que me conocen saben que de éso no tengo nada.


miércoles, 27 de agosto de 2008

Madonna, Entel, Banco de Chile... WTF!!!

No soy gran fan de Madonna (creo que voy a ser una de las pocas chilenas no interesada en verla), pero me parece horrible lo que se hizo para comenzar a vender las preventas. Primero que todo, se lanzaron antes de lo estipulado y, para más remate, con preferencia para los clientes de Entel y Banco de Chile.

Cuántas veces he tratado de desligar la música de los negocios, pienso que ésta no merece ser encarrilada en el tren del dinero y las acciones (aunque muchos artistas ya me hacen pensar un poco distinto, no quiero mencionarlos: Ustedes saben quienes son)pero esto ya me confirma que la sociedad mercantilista hasta escoge a los más aptos para comprar entradas para algún concierto.

Se está actuando de forma inconstitucional y se está pasando a llevar el derecho que todos tenemos para elegir dónde vamos y con quién, en eso se basa la democracia no? Bueno, otro ejemplo de que ésta funciona sólo de los dientes para afuera y las empresas la moldean para que venga a ser como la plasticina que compramos a nuestros niños para que sigan creyendo en sus capacidades.

Espero que se logre algo con los trámites legales y toda la gente pueda acceder de forma igualitaria a la venta de entradas de algo tan trivial como un concierto.

PD: TRENT: NO TE IMPORTA QUE SEA CLIENTE DE MOVISTAR?????

domingo, 24 de agosto de 2008

NARUTO Y YO...


Nunca he sido fanática de los dibujos animados, el mundo de fantasía que mediante ellos se transmite nunca fue un deleite para mí. Incontables han sido las ocasiones en las que he mirado estupefacta a mi hermana, preguntándome por qué se ríe tanto con "Los Padrinos Mágicos" o, en su defecto, una mona japonesa antigua llamada Aralé.

Algunas veces ha pensado que esa capacidad de ser niña me ha abandonado un poco, dejándome en una amargura adulta, en donde nada que no tenga la razón como asidero me causa risa. Mi intención no es dármela de intelectual, pues es bien sabido que él que de algo se jacta es porque necesita reafirmarse lo que es, lo cual no quiere decir que efectivamente lo sea, es decir, necesita recordarse de su personalidad.

Como lo dije anteriormente, no me las quiero dar de nada, pero entiendo que mis deseos de comprender la realidad me dejan al margen de disfrutar de situaciones creadas en base a fantasías. Por eso no me gustan los monos, ya que no me entregan las respuestas que necesito.

Esto hasta que vi, venciendo todo tipo de prejuicios, un animé llamado "NARUTO". Sé que me la paso hablando de la realidad y en ésta no puedo hacer calzar a ninjas jugando con las sombras de sus oponentes, multiplicándose a ellos mismos por diez o más, invocando ranas gigantes y serpientes moradas, entre otras técnicas. Sin embargo, creo que aprendí a mirar bajo esa parafernalia bélica para encontrarme con personajes profundamente humanos, quienes se ven enfrentados a miedos, traumas, alegrías y tristezas que todos los humanos hemos encarado.

No dejo de identificarme y emocionarme con personajes como Gaara del Desierto, Naruto, Rock Lee, Shikamaru Nara y el Tercer Hokage de Konoha. El primero es un monstruo con el amor tatuado en su frente, el cual ha vivido traumado por la soledad, el abandono, el miedo y la traición de sus familiares más cercanos. El segundo es el ejemplo del chico al cual toda la aldea odia porque en él ven representada la destrucción, el caos y la muerte, pero este personaje supo salir adelante y lo único que quiere es ser el mejor ninja para- en un futuro- ser un digno Hokage. El Tercero es el tipo que se olvida de sus limitaciones para acceder a algo mejor, es la representación de la voluntad, del esfuerzo. Un genio del trabajo duro, de los tipos a los que no les importa cuántas heridas se hacen, si no todo lo que aprenden mientras ellas sanan. El Cuarto, bueno, el mundo lo puede tildar de flojo, pero es un superdotado, quien sólo quiere las cosas simples de la vida y nunca aspira a nada más, muchos podrían tacharlo de conformista, pero yo lo reconozco como el chico que es feliz con lo simple.

El Hokague es el personaje que a todos nos gustaría tener de presidente: el hombre (o mujer) que se la juega por su aldea y que es capaz de arriesgar su vida por la tierra que lo vio nacer y las personas que allí viven. El tipo que transforma elásticos vencidos en fuertes lazos, los cuales representan las luces que brillan en las sombras de los árboles que livianos danzan en primavera.

Eso me pasa con Naruto. Me río con los personajes y sus locuras, pero también lloro con su lado humano, el cual me hace redimensionar el heroísmo que creo perdido en las sociedades modernas. Se me pone la piel de gallina al ver que los miedos, pesares y alegrías que enfrentan estos "monos" son los que yo he sentido más de alguna vez en mi vida.

Lo anterior también me pasa con otros personajes que no nombré en este posteo y sus historias de vida, las que se elevan más allá del poder de un Jutsu, para convertirse en un sublime ejemplo de la realidad que yo creía muerta en el animé. Al final, creo que la fantasía es el lado de la realidad que nos ayuda a confirmar su brillante existencia.

Gisse

sábado, 5 de julio de 2008

CAMBALACHE.


Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé,
en el quinientos seis y en el dos mil también;
que siempre ha habido chorros,
maquiávelos y estafáos,
contentos y amargaos, valores y dublé.
Pero que el siglo veinte es un despliegue
de maldá insolente ya no hay quien lo niegue,
vivimos revolcaos en un merengue
y en el mismo lodo todos manoseaos.

Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor,
ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador.
¡Todo es igual, nada es mejor,
lo mismo un burro que un gran profesor!
No hay aplazaos ni escalafón,
los inmorales nos han igualao...
Si uno vive en la impostura
y otro afana en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, rey de bastos,
caradura o polizón.

¡Qué falta de respeto, qué atropello a la razón!
¡Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón!
Mezclaos con Stavisky van don Bosco y la Mignon,
don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín.
Igual que en la vidriera irrespetuosa
de los cambalaches se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remache
ves llorar la Biblia contra un calefón.

Siglo veinte, cambalache, problemático y febril,
el que no llora no mama y el que no afana es un gil.
¡Dale nomás, dale que va,
que allá en el horno te vamo a encontrar!
¡No pienses más, tirate a un lao,
que a nadie importa si naciste honrao!
Si es lo mismo el que labura
noche y día como un buey
que el que vive de las minas,
que el que mata o el que cura
o está fuera de la ley.


El tango me hace recordar tanto a mi abuelo... de hecho éste es el primero que me aprendí cuando era muy niña y luego, a medida que crecí, me percaté del temón que es.
Tata esta va para tí, donde quiera que estés!!!

La música para mí...


He tratado de conjeturar acerca de cuáles son las cosas que me sacan de la edad que tengo, con el fin de transportarme a un lugar de histéria juvenil, de locura servida en vasos gigantes y sin hielo de atenuante. Me he detenido a pensar sobre qué es lo para mí detiene los años, transformandolos sólo en pequeñas pozas que he saltado en algún día de lluvia.

Una de las cosas que para mí detiene el tiempo y me retrocede es la música. Creo firmemente que las grandes cosas que he aprendido no han tenido lugar en la sala de clases o en un aula de universidad, sino que han sido mediante ésta. Es por la música cómo he encontrado pensamientos tan o más transgresores que los míos, he vivido vidas y situaciones que nunca me han pertenecido, he conocido amigos tan valiosos, quienes me han dejado compartir momentos del escenario en el cual les tocó actuar.

Por la música me he transfigurado y transportado, cruzado el puente que une mi yo físico con el que habita en otra dimensión. Con el que tiene la cabeza en el suelo y los pies en las nubes...es ella la que me vuelve una quinceañera revolucionaria y aguerrida, la cual está consciente de lo que quiere y lo grita a través de voces ajenas, de fantasías que a otros enajenan.

Por este efecto rejuvenecedor que se da en sociedades hedonistas y poco respetadoras de la experiencia que se gana con los años, en donde ya eres viejo a los 30 y los avisos de la tv te hacen pensar que cuando el cuerpo se aja, también lo hace tu alma y tu intelecto...es en este contexto en donde la música- al menos para mí- se me hace imprescindible, ya que por ella vuelvo a vestir uniforme y fumar escondida de mis viejos, vuelvo a conectarme con los ideales que alguna vez tuve, pero que ya he olvidado y, lo más importante, me hace sentir libre, al concederme el espacio, para volver a mis mejores años.

Gisselle.

jueves, 19 de junio de 2008

Es mi vida y qué...

Gisse nació un 14 de abril de 1983. Hija de una profesora de Artes y un dibujante arquitectónico que nunca ejerció para dedicarse a su pasión: los libros, siempre fue una niña muy inquieta mentalmente ya que a eso la tenían obligada los "pañales con fierros" que le pusieron durante los primeros cuatro años de vida, con el fin de corregir una incipiente displacia de caderas.

Apegada a su familia (tiene que haber sido la influencia Italiana de su abuelo materno, pilar fundamental en su existencia) incontables son las tardes en las que su abuela materna aprovechaba cualquier ocasión para sacarle esas incómodas cosas con fierros, con el fin de que ella gateara a gusto por el dormitorio...la felicidad terminaba cuando llegaba su madre y le volvía a poner esos fierros inmovilizantes.

Los primeros años de vida fueron muy tranquilos para Gisse, hasta que en 1986, llegó al mundo su hermana Lissette. Las personalidades de las dos hermanas quedaron de manifiesto instantáneamente: Gisse siempre fue más dócil, callada y quieta. Lisa nació con el histerismo en la sangre, poseía unos buenos pulmones para gritar, se enojaba mucho y tendía a mirar con unos ojos desafiantes a quien osara molestarla.

Durante su niñez, las hermanas no lograban llevarse bien, Gisse no desaprovechaba la ocasión de abusar de Lisa, fuera pegandole o mandandola. Una vez, Lisa se enojó tanto que lanzó una tijera directamente a los ojos de Gisse...ésta casi queda tuerta. Mi pobre abuela paterna, junto con, en ese entonces, mi adolescente tío, tenían que soportar los gritos y peleas de las hermanitas. Reyertas que finalizaban con un palmazo en los muslos y lágrimas en los ojos.

En la escuela, Gisse siempre intentó sobresalir, estudiaba mucho para lograr las mejores notas.
Sus "amiguitas" siempre abusaban de ella por ser la más pequeña y a la que más querían los profesores. Lo malo es que Gisse siempre se dejaba pegar por sus compañeritas, con el fin de seguir siendo amiga de ellas (siempre le tuvo miedo a la soledad) Luego, se dio cuenta de que la gente no era necesaria cuando no sabía retribuir cosas tan valiosas como la amistad y, por eso, comenzó a hacer los amigos necesarios.

Los abusos de sus compañeros se convirtieron en fuente de gratitud para la Gisse que se proyectaba en los años, pues supo aprender a defenderse en base a palabras y no con violencia, la que asociaba inconscientemente con personas vulgares y cortas de intelecto, es decir, con sus antiguas "amiguitas"...a las cuales les desea simplemente lo mejor (yeah right...)

Fue a los catorce años cuando Gisse descubrió la música...su eterna compañera, a quien tomaría de la mano para no soltar jamás. A quien haría su eterna compañera durante los años que venían y por la que probaría ser capaz de grandes hazañas. Sus primeros acercamientos con la música fueron mediante sus tíos: Pink Floyd, Led Zeppelin, The Doors, David Bowie, Depeche Mode, entre otros.

De la misma forma, descubrió otra afición (aunque ésta llegó a su vida a la edad de 10 años) los juegos electrónicos. Un sega Genesis hizo de sus tardes las más entretenidas del mundo e hizo los años y el mundo girar un poco más rápido, este amor por los videojuegos la siguió para siempre, aunque sus reflejos comenzaran a decaer un poco a medida que sus edades fueron pasando.

La enseñanaza media fue un reverendo infierno para Gisse, pero lo bueno de esa etapa es que se empezó a llevar bien con Lisa, tanto que se hicieron yuntas. Tenían en común el amor por una banda llamada Smashing Pumpkins y compartían conversaciones de música que cualquier persona melómana desearía....la música era lo vital en su vida, no necesitaba hombres ni muchos amigos, sólo un personal y cassettes (sí, soy de la época en donde estos se rebobinaban con el lápiz para no gastar las pilas)

A pesar de que no le importaba tanto hacer amistades, Gisse logró hacer tres excelentes amigos en el colegio: Marcela, Gonzalo y Janita (tres personas extraordinarioas que compartirían muchos años con ella, hasta que lograran tomar el camino para hacer sus vidas...con Gonza siguió en contacto, con Marcela se peleó y con Janita no habla nunca)

Los años pasaron y entró a la Universidad a estudiar Periodismo. Siempre fantaseaba con cubrir grandes festivales de música o, en su defecto, montar una banda y hacer música, respirar de ella, llenarse de ella. Se comenzó a destacar en todas sus materias y sobresalía por su agudeza y sus forma ácida de crítica...no conocía el fracaso ni la pérdida.

Eso hasta que, en segundo año de Universidad, su abuelo materno falleció de forma muy repentina. Él siempre estuvo orgulloso de su "señorita periodista" y Gisse lo único que quería es que la viera titularse con honores, pero la vida juega de maneras raras y esta incipiente reportera aprendió lo que significaba llorar por horas en base una partida que la dejaba coja, caminado como pato...tal como si nunca hubiera usado ese arnés metálico que tanto la inavalidó.

Los siguientes años pasaron calmos, Gisse aún conserva a sus dos amadas abuelas y su relación con Lisa es, realmente, de hermanas. Aunque su vida estaba tranquila, Gisse extrañaba a sus amigos de colegio y, aparte de ellos, no tenía a muchos compinches, cosa que cambió gracias al amor que profesaba a una banda llamada Nine Inch Nails. Fue gracias a esta brillante agrupación como conoció a su mejor amiga: Marcela U. y a un montón de otras valiosas personas... supo que nunca había tenido amigos de verdad hasta ese momento.

Comenzó para Gisse la época de carretes todos los fines de semana, la era en donde probaría muchas cosas nuevas y sabría lo que es compartir con gente sus gustos y aficiones. Su amor por la música la hizo aventurarse a viajar a otro país para ver a NIN, banda que canceló su visita a nuestro país por problemas técnicos. Empacó un poco de ropa y partió con 60 mil pesos chilenos a Buenos Aires, en donde - en el Luna Park- pasó una de las noches más importantes de su vida y acompañada de personas maravillosas.

Luego de volver a Chile con esa experiencia en el cuerpo (casi murió en la cancha de NIN), se dedicó a terminar su carrera, la cual le daba cada vez más satisfacciones. Hizo su tesis en Periodismo de Opinión, basandose en la situación de la eutanasia en Chile. Esta investigación - que aprobó con la nota máxima- la hizo probarse, durante un año completo, que podía hacer las cosas sola y no depender de nadie para lograr lo que quiere: sólo ella es necesaria.

Su titulación también fue un gran hito para Gisse, a pesar de no lograr la calificación que esperaba y por la que estudió seis meses seguidos sin descanso. No obstante, se sintió feliz por que su madre, Lisa y su mejor amigo de la universidad, Roberto, la acompañaron es este decisivo momento.

En esos mismos tiempos Gisse conoció a algunas personas también (aprendió que la vida es un constante peregrinar de vidas que se construyen cerca de ella, de amores que se profesan en conjunto por algo que logra unirnos como humanos que somos), con las cuales se embarcaría en el siguiente mayor hito de su vida: vuelve BA a ver a sus queridos Black Rebel Motorcycle Club, banda que la traía de cabeza desde el comienzo de su vida universitaria. Lo mejor de esto, es que viajó con su hermana Lisa, quien también gusta de dicha agrupación.

La vida para Gisse es incierta ahora, lucha por salir del cascarón que no ha sido impuesto desde afuera, sino que desde su interior mismo. Está asustada por confirmar algunas sospechas que la atormentan, pero que si no las devela no podrá saber quién es realmente, ni lo que quiere lograr de su vida...sin duda le deseo coraje y fortaleza.


Gisse is in tha house!!!

Sí, sucumbí a expresar mis pensmientos mediante esta herramienta que llamamos blog. Siempre me consideré enemiga de éstos ya que no quiero pasar por una persona que necesita de la legitimación ajena para sustentar sus propias convicciones.

Suelo decir: "Los blogs son para la juventud Pseudo pensante que se cree especial por escuchar un determinado estilo de música, ver los filmes de x cineastas, leer obras de x autores o pararse sobre una determinada opinión política..."

Cuando decidí comenzar esto, no lo hice porque mi opinión haya cambiado, sino porque tengo tiempo libre y prefiero pasarlo escribiendo, que pensando en una nueva forma de hacerme millonaria sin comprar boletos de lotería.

Eso.